fbpx

Comparar listados

Localización

Almería

Duración

12 semanas

Dimensiones

150 m2

Habitaciones

salas de espera, visita y atención

Reforma integral en Avenida Cabo de Gata

Iniciamos nuestro proyecto de reforma con un lienzo en blanco, un local en bruto donde crear un nuevo concepto de clínica odontológica en una de las principales arterias de Almería.

La Clínica Mibo abrió sus puertas en Almería con un local único y original, donde se cuidó hasta el más mínimo detalle desde el diseño inical, donde aunamos arquitectura, interiorismo y diseño gráfico.

Contamos con una base rectancular que dividimos en dos zonas: una zona ubicada en la fachada sur para las estancias primordiales, y una zona interior donde ubicar la sala de rayos, almacén, sala de esterilización y aseos. Ambas zonas se comunican a través de un distribuidor lineal que conecta la entrada principal con una entrada secundaria en el alzado oeste. La linealidad de los espacios se rompe con la sala de esterilización, que avanza un poco con respecto a la línea de baños con un cerramiento de vidrio, lo que favorece la visión de los trabajadores hacia el exterior así como los clientes que se encuentren en la sala de espera, acercando el trabajo que se realiza en la clínica a todos los usuarios.

El resultado no puede ser más satisfactorio, los colores cálidos del pavimento elegido conviven con las compartimentaciones interiores de vidrio y acero inoxidable, dos materiales contrapuestos que conseguimos unir armónicamente.

Los gabinetes se ubican exteriormente en el alzado sur, con una orientación que garantiza la perfecta luminosidad de estos. Se acceden a  ellos a través de mamparas de vidrio independientes y  todos se conectan interiormente mediante puertas correderas que facilitan el trabajo de los profesionales que trabajan allí. En total cuenta con 3 gabinete y un despacho con zona de espera, todos y cada uno de ellos cuenta con las más modernas instalaciones que hacen que venir a la clínica sea una nueva experiencia.

El toque fresco se dio con el interiorismo, donde jugamos con elementos decorativos de madera y vegetación, creando espacios de estar agradables y tranquilos. El color se le añadió con los textiles en mostaza, grises y aguamarina, un combo que armoniza los espacios y les da carácter.

El punto divertido se ubica en la zona de entrada, entre el mostrador y la sala de espera de clientes, donde se diseñó a medida una “jaula” de elementos verticales de madera para ubicar la zona infantil, consta de tres lados y se accede por uno de ellos que queda completamente libre, concibiendo un espacio diferente para que disfruten los más pequeños con juegos educativos.

Fotos de la reforma

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies